Los días 26, 27 y 28 de abril de 2017, se ha celebrado en la Facultad de Económicas, Empresariales y Turismo de la Universidad de Alcalá el Congreso sobre Migraciones Euromediterráneas (EXOMED), organizado por la Cátedra Jean Monnet (Política Económica y Unión Europea) adscrita al Prof. Juan R. CUADRADO ROURA de dicha Universidad. En dicha organización también ha colaborado el IAES de dicha Universidad. Este congreso es parte de un proyecto en curso para la Comisión Europea que lleva por título «New Dimensions of Euro-Mediterranean Integration through Migration: socioeconomic impact and policies (EXOMED)», que ha sido conseguido en convocatoria competitiva (Ref.: 574615-EPP-1-2016-ES-EPPJMO-PROJECT). El proyecto está dirigido por el Prof. CUADRADO ROURA y coordinado por la Prof. Mª Teresa FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ. Ambos investigadores, ya han sido cabeza de otros proyectos previos para la Comisión Europea con el objetivo de profundizar sobre las cuestiones del proceso de integración euromediterránea, como el de 2004-2005 sobre el área de libre comercio euromediterránea; el dedicado a la competitividad en el área de libre comercio euromediterránea entre 2010 y 2011 o el que analiza el sector servicios en el área de libre comercio euromediterránea entre 2013 y 2014.

La elección del tema de investigación en el proyecto y en el congreso de este año, es de plena actualidad. El conflicto bélico en Siria y sus extensiones a los países de Oriente Medio y del Norte de África, junto a las revoluciones árabes previas, han generado en los últimos tres años un flujo ingente de refugiados hacia Europa procedente de estos países, algo que no se conocía desde la Segunda Guerra Mundial. Este hecho ha propiciado la relevancia para la Unión Europea, de las cuestiones migratorias. Por ello, el análisis de la inmigración en Europa, pretende conocer más sobre cómo el proceso en curso de la integración euromediterránea ha abordado o no, la cuestión migratoria; sobre los efectos socioeconómicos de los procesos migratorios, sobre la capacidad de los países para albergar e integrar inmigrantes y sobre la capacidad y eficacia de la Unión Europea y de sus instituciones para cambiar procedimientos, leyes y la propia política migratoria, con el fin de conseguir una más rápida integración de estas personas, dada la tradicional y conocida euroesclerosis en la adopción de decisiones.

El congreso ha pretendido trasladar esta orientación investigadora del proyecto y por ello se ha centrado en el análisis del fenómeno migratorio en su proceso, impactos y políticas, como algo esencial para avanzar en la plena integración euromediterránea. Pretende, en líneas generales, generar conocimiento y opinión sobre las experiencias migratorias previas en Europa y el avance de la política migratoria común; sobre los efectos socioeconómicos de la migración en los países de origen y de acogida (mercado laboral, gasto público, producto interior bruto); así como en el análisis de la infraestructura de servicios públicos y financieros para acoger tanto a migrantes económicos como a refugiados. El ámbito de análisis considera a la Unión Europea y a los países del norte de África y Oriente Medio (MENA) y también a países vecinos de estos últimos como países subsaharianos, de Asia central así como experiencias comparativas de la migración latinoamericana en Europa.

El congreso ha sido lugar de encuentro de investigadores, profesionales y autoridades nacionales y sociedad civil de toda el área mediterránea. Un espacio para el intercambio de información, para sensibilizar y ofrecer sugerencias de política migratoria que se traduzcan en modelos replicables en distintas zonas del mundo, y para obtener resultados de investigación a publicar en revistas científicas de reconocido prestigio, como la que nos ocupa.

El programa del congreso ha incluido la presentación de ponencias previamente encargadas así como comunicaciones seleccionadas por un comité científico tras un call for papers. En total se han presentado 62 comunicaciones, 56 de ellas presenciales. El número de asistentes ha sido de 148, estando presupuestados inicialmente en el proyecto, 125. Al igual que en ediciones anteriores, la organización hace siempre un esfuerzo para que cualquier persona que manifieste un interés real y acreditado, pueda asistir sin coste alguno. De este modo, el congreso ha contado con representantes y expertos de algunos organismos y Universidades españolas así como de Marruecos, Argelia, Francia, Italia, Grecia, Croacia, Polonia y muy especialmente Turquía.

La estructura del congreso se ha fundamentado sobre los tres pilares de la asociación euromediterránea (económico, político y social), a semejanza de la Declaración de Barcelona que inició en 1995 todo el proceso de integración euromediterránea. Dado que en los sucesivos proyectos se ha constatado el avance de los aspectos económicos de la integración, en detrimento de los políticos y sociales, se consideró conveniente que durante el primer día se tratasen cuestiones de gobernanza y política migratoria y de geoestrategia, seguridad e identidad. Por ello, el acto de apertura también tuvo esa orientación más del ámbito político. Dicho acto estuvo presidido por el Rector Magnífico de la Universidad de Alcalá, Fernando GALVÁN REULA y contó con la conferencia inaugural a cargo del Excmo. Sr. Enrique BARÓN CRESPO, Ex Ministro y Ex Presidente del Parlamento Europeo. Dicha conferencia llevaba por título «El Mediterráneo: puente o muro», en el que el ponente hizo un muy acertado recorrido por el proceso de integración euromediterránea, los avances y las cuestiones pendientes, especialmente en el ámbito de las instituciones tanto comunitarias como de los países implicados en el proceso de integración y sobre todo migratorio, señalando especialmente la importancia de una geostrategia en un nuevo escenario que cada vez es menos bilateral y más global.

Y si en la primera jornada, el ámbito ha sido el político, durante el segundo día, el jueves 27 de abril, se ha dedicado a las cuestiones sociales como son las de «Refugiados, asilo y migración irregular» durante la mañana y las de «Migración e integración» durante la tarde en sesión plenaria, complementadas en sesiones paralelas con «Migración e Islam», «Nuevas tendencias migratorias», «Migración y mercado laboral» y «Migración y desarrollo local y regional», teniendo estas dos últimas un carácter más económico.

La tercera jornada, viernes 28 de abril, se ha dedicado a la cuestión económica en la sesión plenaria de «Migración, crecimiento y desarrollo nacionales». También ha habido dos sesiones paralelas de «Flujos migratorios, características y consecuencias» y de «Migración y educación». También se dedicó un espacio a jóvenes investigadores y estudiantes (early birds) que expusieron sus trabajos. Esta sesión nos parece especialmente importante como fomento de una actitud investigadora en las nuevas generaciones que fomenta la Cátedra Jean Monnet.

La conferencia de clausura coincidió con el festejo del Patrón de la Facultad de Ciencias Económicas, Empresariales y Turismo y corrió a cargo del Excmo. Sr. D. Marcelino OREJA AGUIRRE, Ex Ministro, Ex Comisario Europeo y Presidente de Honor de la Real Academia de CC. Morales y Políticas, quien habló de la influencia directa que ha tenido sobre los ciudadanos europeos, el proceso de construcción europea y en la que se pudieron conocer los detalles «de cocina» de dicho proceso.

A continuación, se exponen las conclusiones más relevantes sobre las aportaciones presentadas. El orden de presentación de comunicaciones en las sesiones, también ha tratado de seguir un hilo argumental que se inicia con comunicaciones más genéricas a aquellas más casuísticas.

Los trabajos presentes en la sesión «Gobernanza y política migratoria» han abordado inquietudes sobre la evolución de la política de migración. Antonio GARCÍA LORENZO de la Universidad de La Coruña y Julián GARCÍA VIDAL de la Universidad de South Wales, hablan de una política migratoria que se mueve entre el contrapunto y la disonancia en el policy-making comunitario debido a la falta de un marco institucional propicio y al excesivo protagonismo de ciertos Estados Miembros. Otra preocupación actual es la del Brexit cuya incidencia en los fenómenos migratorios es abordado por Juan Carlos VERGEZ de la Universidad de Extremadura.

En países clave como Marruecos y Turquía es valioso detectar si la Unión Europea ha conseguido un desarrollo de la política migratoria común europea, de la movilidad interna y del éxito de la eurozona. En este sentido, destaca el trabajo de Seçil PAÇACI ELITOK, de la Universidad de Michigan, sobre la continuidad o discontinuidad de la posición turca en la gobernanza de la migración regional. Durante la década de 2000 se reestructuró la política turca dentro del ya larguísimo proceso de pretendida integración de Turquía en la Unión Europea, y ello ha implicado también la adaptación de la política migratoria turca al sistema europeo, un sistema que, según la autora, no ha demostrado su eficacia ni su unidad, ni su consolidación y que le otorga una posición sui generis, de europeización de su política migratoria, en comparación con otros países. Emys ORTIZ de la Universidad de Lérida, fundamenta algo relacionado, aunque para el caso de Marruecos, cuando cuestiona la continuidad del influjo de la política de seguridad europea en la política migratoria marroquí o la ruptura del sistema anterior propiciada por los nuevos procesos de regularización, al haberse transformado el país de emisor de emigrantes a receptor de los mismos, debido a la bonanza económica.

El trabajo de Bernard YVARS, de la Universidad de Burdeos, plantea algunos retos como es el de la asimilación de inmigrantes cualificados que pueden generar un paro masivo en relación a los nacionales cualificados, o por el contrario, como hacer frente a las profesiones del futuro, con una estructura de población inmigrante no cualificada, que en algunos tramos de edad puede superar a la población nacional. De ahí la necesidad de una política sostenible e interestatal de la política migratoria euromediterranea. La migración de trabajadores y su gobernanza también ha sido la preocupación de Ferrán BRUNET, de la Universidad Autónoma de Barcelona, al hablar de los efectos y perspectivas de las regulaciones nacionales de empleo y de bienestar social en una Europa que de facto no tiene movilidad y que dista mucho de albergar una eurozona óptima.

La sesión de la tarde del primer día se ha dedicado a las cuestiones de «Migración, geoestrategia, seguridad e identidad» y ha surgido en la planificación del equipo investigador por los cambios de la Unión Europea en la Seguridad de Fronteras y en el tráfico de seres humanos, así como el establecimiento de controles en las fronteras interiores para detener el aluvión de refugiados, lo cual va en contra del espacio Schengen.

La sesión ha comenzado con la comunicación de Jozef Antoni HABER, de la Universidad de Poznan, que se refiere a las implicaciones geopolíticas de la migración en la integración euromediterránea en el marco de unas relaciones internacionales actuales caracterizadas por el cambio, el cual afectará a distintas zonas de la UE, por la rivalidad y penetración de otros países con intereses en la eurozona (Estados Unidos y China), y por la incertidumbre. HABER comenta que la migración ha puesto de manifiesto las debilidades de la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea, que precisa de cambios urgentes.

El Excmo. Sr. Embajador de Turquía, D. Ömer ÖHNON, ha presentado una comunicación sobre los retos y la cooperación internacional de Turquía y sus vecinos, argumentando todo el esfuerzo que ha realizado Turquía, sobre el acuerdo con la Unión Europea, resaltando que la solución debe venir de una cooperación internacional, que ataje los problemas de raíz, como el problema sirio, que los países de tránsito, como Turquía y otros, que son los que sufren especialmente la carga de los refugiados sean ayudados no con palabras sino con acuerdos y que sensibilice a todos para que la migración no sea vista como una carga sino en términos positivos, por ejemplo a través de la Alianza de Civilizaciones de la ONU copatrocinada por España y Turquía.

Claudia IOV, de la Universidad Babes Bolyai de Rumanía, también ha analizado por qué y cuando la migración es una cuestión de seguridad, si los avances de la Unión Europea han sido los suficientes para mantener un área de «libertad, seguridad y justicia» y si está preparada la UE para amenazas externas a la seguridad. El trabajo de Ignacio FUENTE COBO del Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa, expone desde una visión para España, el binomio entre migraciones y seguridad regional en el espacio euromediterráneo, y plantea una serie de escenarios dicho espacio en los próximos años y diciendo que cuanto antes de España una respuesta integral y solidaria, se minimizarán los riesgos y se maximizarán las potencialidades.

Sybille REINKE DE BUITRAGO, de la Universidad de Hamburgo, ha analizado cómo afecta la inmigración a los controles de fronteras, muchos de los cuales han estado devaluados desde Schengen y a la propia identidad de los países europeos. Argumenta que este cambio implica una extraterritorialización/externalización del control de fronteras y una nueva ordenación de las mismas.

El trabajo de Farid YAÏCI y Farida NEMIRI de la Universidad A. Mira de Bejaia en Argelia, viene a contextualizar la migración en tiempos de las revoluciones árabes planteando si las migraciones pueden haber sido un detonante de las revoluciones por el contacto con las democracias occidentales y al mismo tiempo si dichas revoluciones pueden implicar un cambio de ciclo en la historia y la geografía de las migraciones en la región.

A la identidad se refiere al trabajo de Antonio SEGUÍ, que plantea patrones de estratificación en las sociedades receptoras. Ana Torres de la Universidad Complutense, considera la integración efectiva y plena a través de indicadores con la mejora de la paz en el Mediterráneo. Yendo más allá, Fernando OLIVÁN, de la Universidad Rey Juan Carlos, propone una teoría cultural de la subjetividad política en los márgenes de la nacionalidad argumentando la especial labilidad o debilidad del extranjero como sujeto de sospecha, manifestada incluso en las leyes actuales por déficit de la capacidad de obrar del extranjero.

La sesión de refugiados ocupó toda la mañana del jueves 27 de abril y fue una de las que mayor interés despertó. Como objetivo de la sesión, los investigadores pretendían analizar las medidas que la Unión Europea ha llevado a cabo para hacer frente a la crisis, especialmente las relacionadas con la ayuda humanitaria y el asilo, así como el impacto diferencial en los distintos países de dicha provisión de ayuda en función de los recursos de los mismos y del diferente flujo de llegada de inmigrantes, como en el caso de Grecia e Italia, adonde llegan en primer lugar la mayoría de refugiados y de la petición de solicitudes de asilo, que en 2015 se concentraron en cinco Estados Miembros (Alemania, Hungría, Suecia, Austria e Italia). En este sentido fue muy apropiada la comunicación del Excmo. Embajador de Grecia, D. Chris LAZARIS que ofreció una visión de la realidad más próxima sobre la situación de los inmigrantes en Grecia y cómo ha afectado a este país, habiendo tenido que soportar las críticas de la Unión Europea por no «defender correctamente» las fronteras exteriores de la Unión, así como del fracaso del Plan de Refugiados de la UE. En un plano menos cercano, Ruth Ferrero también habló de las respuestas de la UE y de los Estados Miembros a la crisis de refugio.

También sobre la realidad en otros países se presentaron las comunicaciones de Mustafa ERDOGDU y Sevda AKAR (de dos universidades turcas, Marmara y Bandirma Onyedi Eylul, respectivamente), sobre externalidades en educación y salud de los refugiados sirios en Turquía; la de Annalisa BUSETTA y Daria MENDIOLA de la Universidad de Palermo sobre los asentamientos informales de refugiados en Italia, y la de Adrián SEBASTIÁN et al. de la Universidad Complutense de Madrid sobre el papel de los Compacts en la inclusión de los refugiados sirios en Jordania y Líbano.

El caso español en las fronteras del Norte de África es especialmente reseñable, por su dilatada existencia y porque genera problemas de seguridad. En este sentido, es destacable el trabajo presentado por María José AZNAR UNZURRUNZAGA y Ana Eugenia MARÍN JIMÉNEZ, de la Universidad de Granada, sobre los aspectos socioeconómicos del drama de la inmigración en la frontera sur de la Unión Europea en Ceuta y Melilla.

El Pacto Unión Europea-Turquía volvió a ser analizado, esta vez desde la perspectiva del Derecho, por Carlos F. MOLINA DEL POZO y Jorge Antonio JIMÉNEZ CARRERO, planteando la cuestión de si es un jaque mate al derecho de asilo en relación a su compatibilidad tanto con el Derecho Internacional como con el Derecho de la Unión Europea [1]. Ibrahim, Ali y Haydar SOYSÜREN de distintas universidades turcas y de Neuchâtel, se refirieron también a la deportación de refugiados y el impacto de la Unión Europea.

En dicha sesión se habló también de la falta de visibilidad de los refugiados climáticos, y del vacío legal existente con los mismos con el trabajo de Margarita TREJO POISON. La problemática que se plantea, es que las causas climáticas no están contempladas en el derecho de asilo. Tanto su inclusión en el congreso, como en la publicación de este número de la revista [2], contribuyen a paliar esa opacidad.

Si la sesión de la mañana del jueves estuvo dedicada a la llegada de refugiados e inmigrantes irregulares, la primera parte de la tarde se refirió a cómo se integran esos migrantes una vez que ya están aquí. En dicha sesión Antonio GONZÁLEZ TEMPRANO de la Universidad Complutense de Madrid, analiza cómo ha afectado la recesión económica en el Sur de la Unión Europea a la protección social, lo cual afecta al gasto social.

Mª Teresa FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ (Universidad Rey Juan Carlos), Juan Ramón CUADRADO ROURA (Universidad de Alcalá) y Juan Luis SANTOS BARTOLOMÉ (UDIMA), analizaron el estado de la infraestructura de servicios públicos a través del gasto social para integrar inmigrantes extracomunitarios en países europeos. Los resultados muestran que cuanto más diversa es dicha infraestructura de servicios, menor es la privación de los inmigrantes y más rápida su integración. Del mismo modo, en otra comunicación a continuación, la misma autora, Mª Teresa FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ con Rosario ASIÁN CHAVES (Universidad de Sevilla) y Mikel ZURBANO IRIZAR (Universidad del País Vasco), estudian la penetración de la innovación social en la política y en los servicios para la integración de inmigrantes. Es otra perspectiva de cómo abordar el desarrollo de servicios desde la economía social e informal y los resultados se relacionan con la comunicación anterior al constatar que los países más diversos en gasto social son también los más innovadores socialmente en inmigración (principalmente los países nórdicos). Un modelo de innovación social en la política migratoria es el descrito por Ludmila ROSCA del Instituto de Relaciones Internacionales de Moldavia, que analiza la eficacia de la Oficina de Relaciones con la Diáspora de la República de Moldavia, que negocia programas de seguridad social para emigrantes en países de destino y que ha obtenido resultados significativos en España, Italia y Portugal.

Concepción CARRASCO de la Universidad de Alcalá aborda la medición de la integración en el MIPEX (Migrant Integration Policy Index) utilizado por la UE-28 más otros diez países. El trabajo destaca que no sólo la integración económica es importante sino que lo son tanto o más los aspectos legislativos y el ámbito social y político y se trata de valorar la utilidad de dicho indicador. Los resultados muestran que en la implementación de las políticas de integración es donde más barreras hay a la integración, como son la coordinación multinivel, los efectos de la crisis económica y la carencia de igualdad de oportunidades de la población inmigrante.

Esa misma tarde, en sesiones paralelas se desarrollaron las sesiones de «Migración e Islam», «Migración y desarrollo local, rural y regional» y «Migración y mercado laboral».

En la de Islam, Michele GRADOLI, de la Universidad LUISS Guido de Italia, analiza como diferentes niveles de tolerancia legislativa y respeto hacia la profesión del Islam por parte de países europeos puede en el futuro conllevar desplazamientos de flujos de inmigrantes hacia los países más laxos y más protectores, los cuales evitarán al mismo tiempo situaciones de discriminación y de terrorismo. En este sentido, el papel de las comunidades musulmanas en diálogo con las autoridades de la UE, es muy importante a la hora de favorecer tanto la inclusión como la integración de los inmigrantes.

El papel de las comunidades musulmanas financiando mezquitas improvisadas mientras se termina la construcción oficial de la mezquita de Atenas por el gobierno griego, analizado por Mª Teresa MARTÍNEZ GONZÁLEZ, de la Universidad Complutense de Madrid.

Carmen DE LA ORDEN, de la Universidad Rey Juan Carlos expone los avances registrados en la infraestructura bancaria para los inmigrantes en países euromediterráneos, y concretamente en el desarrollo de la banca islámica, argumentando que ésta, no sólo es un instrumento de integración de los inmigrantes, sino que tiene un potencial económico de desarrollo considerable en los países europeos.

En la sesión de «Migración y desarrollo, local, rural y regional», Margherita MORI de la Universidad de L’Aquila en Italia, promueve, al igual que la FAO, las finanzas rurales para obtener una agricultura de calidad en los países de origen y evitar el problema migratorio.

Fátima ARIB, de la Universidad Cadi Ayyad de Marrakech, analiza la cuestión de la migración inducida por el cambio climático en el contexto urbano como un gran reto en términos de transformación urbana y desarrollo sostenible.

Alexandra TRAGAKI, de la Universidad Harokopion de Atenas, expone la poca presencia de emprendedores entre los inmigrantes en Atenas, y la falta de política de emprendimiento que podría ayudar a integrarlos dadas sus dificultades laborales.

En relación a la situación de los inmigrantes en España a nivel regional, Adrián PALACIOS y Vicente PINILLA, de la Universidad de Zaragoza, relacionan ciclo económico y despoblación en Aragón, señalando la especial sensibilidad que tiene el colectivo de inmigrantes a sus fases. Alberto CAPOTE y Ulises NAJARRO, de la Universidad de Granada, sin embargo, se refieren particularmente al menor retorno de los marroquíes a sus países de origen frente a otras nacionalidades, durante la crisis. Ello ha sido posible gracias a la conjunción del arraigo y de la proximidad geográfica a Marruecos, como área regional próxima. El arraigo se traduce en una mejor situación administrativa e incluso a la nacionalidad pese a que su obtención requiere de más dificultades que por ejemplo en el caso latinoamericano. La conjunción de arraigo y nacionalidad les ha permitido sortear la crisis en nuestro país bien sea retornando provisionalmente a su país para luego volver, o desplegando actividades informales en España para llenar los huecos en paro, o permaneciendo sólo el cabeza de familia en España y los demás miembros en Marruecos para ahorrar gastos. Este patrón parece también repetirse en el caso de los inmigrantes rumanos en España, según el trabajo de Rafael VIRUELA de la Universidad de Valencia.

Analizar otro colectivo de inmigración importante en España, nos permite, el trabajo de Ronny CORREA QUEZADA, ya en la sesión de «Migración y mercado laboral» que es el caso de la inmigración ecuatoriana en España e Italia, que se ha visto especialmente maltratado por la crisis. En este caso, a diferencia del caso marroquí, no hay proximidad geográfica, que haya permitido un retorno temporal. Esta peor situación es más patente en España que en Italia. Ángeles CÁMARA y Ana MEDINA, de la Universidad Rey Juan Carlos, analizan el coste para la economía española, de la salida del mercado laboral de la población inmigrante en España, que en 2008 suponía un 16% sobre los activos totales pero que fueron mucho más azotados que los nativos durante la crisis, trasladándose esta pérdida al conjunto de la economía española.

Valeria BOTRIC, del Instituto de Economía de Zagreb se plantea la situación actual y los principales retos de la inmigración laboral en los nuevos Estados Miembros del Este de Europa analizando la capacidad de absorción de sus mercados laborales y recomendando acciones futuras de política. También en relación a los países del Este, pero hablando de emigración en lugar de inmigración, Jaroslaw KUNDERA, de la Universidad de Wroclaw en Polonia, trata de obtener lecciones extrapolables a los países mediterráneos, de la emigración de polacos a la Unión Europea, que si bien en términos negativos supuso una fuga de cerebros, ya que se trataba de jóvenes bien formados, las remesas, el menor desempleo, y el retorno con mayor formación han supuesto un incremento neto del 0.5% del PIB per capita polaco. También, hablando de migración juvenil, la aportación de Angels CABASÉS et al., de la Universidad de Lérida analiza el cambio del discurso político ante la emigración juvenil no deseada de jóvenes catalanes entre 2009 y 2015. Al principio se consideraba que la movilidad exterior era algo necesario de fomentar mientras que en los últimos años, el discurso está más próximo a considerarla como «exilio» juvenil.

A modo de recapitulación, Carlos IGLESIAS (Universidad de Alcalá) y Raquel LLORENTE (Universidad Autónoma de Madrid), cuestionan la inmigración euromediterránea como crisis migratoria u oportunidad para la construcción europea.

La sesión de «Nuevas tendencias migratorias» tuvo aportaciones muy interesantes como la de Pablo PODADERA y Francisco J. CALDERÓN, de la Universidad de Málaga, que constatan la feminización de los flujos migratorios en el espacio euromediterráneo y concretamente del caso de Málaga.

Golovataia LUDMILA del Instituto de Relaciones Internacionales de Moldavia argumenta que los cambios que se producen en las migraciones internacionales del trabajo están influenciados por cambios cualitativos en la economía mundial y que ello representa un reto y perspectivas futuras cambiantes también para la Unión Europea.

De un nuevo patrón migratorio hablan Farida NEMIRI y Farid YAÏCI de la Universidad A. Mira de Bejaia en Argelia, en el sentido de que Argelia ha pasado de ser un país emisor de migrantes a ser un destino, y que los nuevos emigrantes tienen diversidad de destinos y diversidad de razones, no solamente las económicas.

Kamar ABAAOUKIDEb de la Universidad Cadi Ayyad de Marrakech se refiere al atractivo y a la imagen de marca de Marruecos, como determinantes de la percepción personal de ese país como destino a diferencia de periodos anteriores, donde era un país de origen de la migración.

También, de Marruecos como país de paso y tránsito hacia país de acogida de la emigración subsahariana, habló Mohsine EDFOUD, consultor independiente marroquí, ya en la mañana del viernes 28, dentro de la sesión de «Flujos migratorios, características y consecuencias». José Alfonso TEIXEIRA y Dulce de OLIVEIRA PIMENTEL de la Universidad Nova de Lisboa continuaron dicha ruta hacia el norte al considerar a los países ibéricos en el contexto de las rutas migratorias internacionales. Aunque dichas rutas a veces se revierten, como en el caso de la migración circular, solución para ambas orillas, del Instituto Europeo Euromediterráneo, de la Universidad Complutense de Madrid. Ello dependerá de los patrones de atracción de los flujos migratorios en distintos países del área euromediterránea, que es analizado en otro paper por los autores antes citados, Juan Ramón CUADRADO, Mª Teresa FERNÁNDEZ y Juan Luis SANTOS a través de modelos gravitacionales.

La sesión de «Migración, crecimiento y desarrollo nacionales» comenzó con el trabajo de Manuel GONZÁLEZ GÓMEZ y Soledad OTERO de la Universidad de Vigo que han analizado la causalidad entre crecimiento económico e inmigración en España, si bien la relación inversa no ha quedado probada.

Carolina COSCULLUELA MARTÍNEZ (Universidad Rey Juan Carlos) y Raquel IBAR ALONSO (Universidad San Pablo-CEU) construyen un índice avanzado de desarrollo para los países MENA y para la Unión Europea a 27 países, concluyendo que los países de la UE-27 son más atractivos en términos de dicho índice y del desarrollo humano, que los países MENA.

Farid MAKHLOUF et al., del Instituto de Investigación en Gestión y Prácticas de Empresa, de Francia (IRMAPE) analizan el impacto de la Primavera Árabe en las transferencias de fondos de los emigrantes tunecinos y con modelos econométricos hallan que han aumentado y que dicho aumento se ha sostenido en el tiempo, siendo de gran ayuda a las familias tunecinas que de repente se encontraron con un país económicamente débil. También de la importancia remesas de los emigrantes, pero en este caso hacia el África subsahariana, que conllevan también mejora en infraestructuras, habla el trabajo de Christian MABI LUKUSA de la Universidad Protestante del Congo. Las remesas vuelven a ser objeto de estudio en el trabajo de Leonida CORREIA y Patricia MARTINSA de la Universidad de Alto Douro en Portugal, que analizan la evidencia portuguesa entre remesas y ciclo económico, concluyendo que dichas remesas fueron contracíclicas en relación al PIB portugués durante el periodo de crisis de la deuda soberana.

La sesión «Migración y educación» analizó el desempeño escolar de los inmigrantes en países euromediterráneos (Oscar MONTES PINEDA de la Universidad de Alcalá), teniendo en cuenta que debe haber un carácter solidario de la enseñanza para que la integración de inmigrantes y personas en inferioridad de condiciones tenga visos de calidad (Olga BOMBARDELLI de la Universidad de Trento). Y se señaló a la lengua como un catalizador para la educación y el empleo de los inmigrantes en España (Francisco Javier MATO DÍAZ et al. de la Universidad de Oviedo y de la UNED).

Agradecemos al Profesor y Catedrático Jean Monnet, Carlos F. MOLINA DEL POZO, el interés por divulgar los resultados de dicha investigación en la publicación tanto de este escrito de conclusiones generales como de varios capítulos en este número de su revista.

[1] Nota del editor: artículo publicado en el n.° 2 de la revista Derecho y Economía de la Integración (abril-junio de 2017).

[2] Nota del editor: artículo publicado en la revista Tribunal Internacional, vol. 6, n.° 11 (2017). Disponible en: http ://www.tribunainternacional.uchile.cl/index.php/RTI/article/viewFile/46345/48339.

PARA CITAR ESTE ARTÍCULO:

FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ, María Teresa, «Conclusiones generales sobre el Congreso EuroMediterráneo de Migraciones (EXOMED)», Revista Derecho y Economía de la Integración, n.° 3 (julio-septiembre de 2017), Juri-Dileyc, Madrid, pp. 10-20.