EDICIÓN DEL LUNES 23 DE OCTUBRE DE 2017

Juridi-News

Sumario

  • En portada: Escudo de la privacidad UE-EE.UU.
  • Terrorismo: protección de los espacios públicos
  • Riesgos químicos, biológicos, radiológicos y nucleares
  • Competencia: actividades antidumping, antisubvenciones y de salvaguardia de la UE
  • Nuestra selección del DOUE (semana del 17 al 23 de octubre de 2017)
  • Jurisprudencia TJUE: conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, cooperación judicial en materia civil, discriminación, impuestos, IVA, propiedad intelectual e industrial, protección de la seguridad y de la salud de los trabajadores, protección de los animales durante el transporte, protección de los consumidores, relaciones exteriores, transmisiones de empresas o de centros de actividad, transportes, unión aduanera
  • Lectura: The single european market and trade policy (Angelo Santagostino)

TODA LA ACTUALIDAD JURÍDICA EUROPEA DE MANERA PRÁCTICA

EN PORTADA: ESCUDO DE LA PRIVACIDAD UE-EE. UU.

Escudo de la privacidad

El Escudo de la privacidad UE-EE. UU. se basa en un sistema de autocertificación por el que las entidades estadounidenses se comprometen a cumplir una serie de principios de protección de la vida privada – a saber, los principios marco del Escudo de la privacidad UE-EE. UU., incluidos los principios complementarios – establecidos por el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Se aplica tanto a los responsables como a los encargados del tratamiento (agentes), con la particularidad de que los encargados deben estar obligados contractualmente a actuar únicamente siguiendo instrucciones del responsable del tratamiento de la UE y asistir a este último a responder a las personas físicas que ejerzan sus derechos con arreglo a los principios.

Los principios se aplican únicamente al tratamiento de datos personales realizado por la organización de los EE. UU. siempre que el tratamiento por dichas organizaciones no entre en el ámbito de aplicación de la legislación de la Unión. El Escudo de la privacidad no afecta a la aplicación de la legislación de la Unión que regula el tratamiento de los datos personales en los Estados miembros.

Recomendaciones

  • Companies should not be able to publicly refer to their Privacy Shield certification before the certification is finalised by the DoC
  • Proactive and regular search for false claims by the DoC
  • Ongoing monitoring of compliance with the Privacy Shield Principles by the DoC
  • Strengthening of awareness raising
  • Improve cooperation between enforcers
  • Study on automated decision-making
  • Enshrine the protections of PPD-28 in the Foreign Intelligence Surveillance Act
  • Swift appointment of the Privacy Shield Ombudsperson
  • Swift appointment of the members of the PCLOB and release of the PCLOB report on PPD-28
  • More timely and comprehensive reporting of relevant developments by U.S. authorities

La protección que confiere a los datos personales el Escudo de la privacidad se aplica a cualquier interesado de la UE cuyos datos hayan sido transferidos desde la Unión a organizaciones en los Estados Unidos que hayan autocertificado su adhesión a los principios ante el Departamento de Comercio.

TERRORISMO: PROTECCIÓN DE LOS ESPACIOS PÚBLICOS

Barcelona

Recent terrorist attacks have shown a recurrent targeting of public spaces, exploiting the intrinsic vulnerabilities of these so-called “soft targets” that result from their open nature and public character. This concerned pedestrian precincts, tourist sites, transport hubs, shopping malls, places of worship, outdoor markets, concert halls and city squares, as seen in attacks in, for example, Barcelona, Berlin, Brussels, London, Manchester, Nice and Stockholm. Besides more complex “high intensity” attacks combining explosives and firearms, Europe has also been hit by a growing number of “low tech” attacks against public spaces carried out with everyday items such as a vehicle for ramming or a knife for stabbing. The targets are often chosen with the intent to causing mass casualties. Threat assessments by Europol and the EU Intelligence and Situation Centre (INTCEN) confirm this focus in target selection, which is also openly incited in terrorist publications on the internet.

Protecting public spaces poses particular challenges for Member States. This is due to the broad variety of public places that have been or could be targeted, their different characteristics ranging from fully open spaces to areas with some form of protection, the variety of actors involved in the protection of such sites, the risk of mass casualties and, importantly, the imperative to strike a balance between improving security and preserving the open nature of public spaces, ensuring that citizens can continue their daily lives.

Member States are primarily responsible for the protection of public spaces, but the EU can and should do more to support these efforts. As announced in the letter of intent to the European Parliament and the Council Presidency and the accompanying Roadmap for a More United, Stronger and More Democratic Union, this Action Plan sets out measures to provide guidance and support to Member States at national, regional and local level in protecting public spaces.

Conclusions

In the face of evolving threats, Europe needs to come together and join forces to develop innovative, sustainable and effective solutions to enhance the protection of public spaces. While there can never be ‘zero risk’, the operational measures, coordinating actions and guidance set out in this Action Plan can help Member States address significant vulnerabilities exposed by recent terrorist attacks and make a real difference in protecting public spaces.

The measures set out in this Communication seek to pave the way for an effective EU cooperation in the protection of public spaces. The Commission encourages Member States to take advantage of the various possibilities set out in this Action Plan, including the available EU funding. It invites the European Parliament and the Council to endorse this Action Plan and actively engage in its implementation, in close cooperation with all relevant stakeholders. The Commission will review progress on this Action Plan before the end of 2018.

It is part of a wider package of anti-terrorism measures to be undertaken over the next sixteen months. While there can never be ‘zero risk’, these operational measures will support Member States in detecting threats, reducing the vulnerability of public spaces, mitigating the consequences of a terrorist attack and improving cooperation.

The support the EU can provide to the protection of public spaces is twofold. First, it can foster the exchange of best practice across borders through targeted funding as well as networks of practitioners and guidance material, Second, the EU can involve a wide range of stakeholders both from the local level and the private sector in this work. Using a joined-up, network approach, this Action Plan establishes a number of fora for a more systematic and structured exchange of information and sharing of best practice to protect public spaces. Where relevant, the work on protecting public spaces will build on actions and lessons learned in areas such as the critical infrastructure protection or the preparedness against chemical, biological, radiological and nuclear security risks, ensuing synergies between these related areas.

RIESGOS QUÍMICOS, BIOLÓGICOS, RADIOLÓGICOS Y NUCLEARES

Nuclear

The EU is currently facing a range of terrorist threats and attacks of a violent nature, from both networked groups and lone actors. Both terrorist groups and radicalised individuals have sought to carry out mass-casualty attacks in the EU with the aim of maximising both the number of victims and the psychological and economic impact on society.

Terrorist organisations have not used chemical, biological, radiological and nuclear (“CBRN”) agents in Europe. Still, there are credible indications suggesting that terrorist groups might have the intention of acquiring CBRN materials or weapons and are developing the knowledge and capacity to use them. Daesh has used chemical weapons in Syria and Iraq and is assessed as being able to produce and use these weapons. Smaller incidents have shown Daesh’s interest in innovating and in developing biological and radiological weapons. It should be noted that whilst the term CBRN is used throughout the document, the likelihood of a nuclear weapon attack by any non-State actor is considered lower than that of chemical, biological or radiological attacks.

Conclusions

In light of the evolving threats, Europe needs to pool resources and expertise to develop innovative, sustainable and effective solutions. Cooperation efforts across the EU along the lines set out in this Action Plan can result in significant security gains and lead to tangible results.

The proposals set out in this Communication will pave the way for a more effective and focused EU cooperation in the protection, preparedness and response against chemical, biological, radiological and nuclear threats. The Commission encourages Member States to take advantage of the various opportunities set out in this Communication, and invites the European Parliament and the Council to endorse this action plan and to actively engage in its implementation, in close cooperation with all relevant stakeholders. The Commission will review progress at the latest after two years.

This should be seen against the backdrop of technological developments which might be exploited by terrorists for malicious purposes. Daesh has made use of unmanned aerial systems (UAS), either for surveillance and command or for carrying out attacks with explosives.

The potential of CBRN attacks features prominently in terrorist propaganda, with Jihadist media expressing intentions to commit CBRN attacks and sharing – on various social media platforms – possible tactics for attacks and targets. The CBRN threats have been acknowledged by the United Nations Security Council, which expressed concern over the evolving risk of proliferation, including the use by non-State actors.

COMPETENCIA: ACTIVIDADES ANTIDUMPING, ANTISUBVENCIONES Y DE SALVAGUARDIA DE LA UE

Introducción. En el ámbito de la defensa comercial, 2016 fue un año con mucha actividad y en el que se plantearon numerosos retos. En noviembre de 2016, la Comisión adoptó una propuesta legislativa que establece una nueva metodología de cálculo de los valores normales en caso de que los precios y los costes en el mercado del país exportador se vean distorsionados. Actualmente la propuesta está siendo examinada con arreglo al procedimiento legislativo ordinario. Desde el comienzo de la crisis del acero, se trabajó intensamente en los distintos asuntos, de forma que la industria europea obtuviese asistencia rápida y efectiva ante las importaciones desleales. La Comisión ha utilizado todas las herramientas disponibles dentro del marco jurídico de defensa comercial existente. La crisis del acero también puso de manifiesto la necesidad de modernizar los instrumentos de defensa comercial y resultó ser un motor importante para que en diciembre de 2016 el Consejo acordara una posición sobre esta iniciativa legislativa ya adoptada por la Comisión en abril de 2013. Las conclusiones del Consejo Europeo de junio de 2016 también exigían que se completase esta labor de forma rápida. Actualmente la propuesta está siendo examinada con arreglo al procedimiento legislativo ordinario.

Generalidades. Al final de 2016, la UE contaba con 90 medidas definitivas antidumping y 12 antisubvenciones en vigor.

Se produjo un leve aumento (4 %) del número de medidas en vigor respecto al año anterior, mientras que el número de investigaciones en curso (20) al final del año se correspondía con el del final de 2015. El número de nuevos asuntos iniciados (15) aumentó levemente, si bien se reabrieron numerosos asuntos (9) para aplicar las constataciones judiciales. El número de reconsideraciones iniciadas (15) siguió siendo importante, aunque inferior al de 2015. La mayoría de las reconsideraciones fueron reconsideraciones por expiración.

En 2016, el 0,27 % de todas las importaciones de la UE se vieron afectadas por medidas antidumping o antisubvenciones. Pese a que no existen datos exhaustivos, las investigaciones de reconsideración por expiración indican en muchos casos que la imposición de medidas da lugar a una reducción significativa de las importaciones del producto afectado.

Conclusiones

En 2016, se produjo un leve aumento del número de nuevas investigaciones abiertas, en un contexto de crisis prolongada provocada en gran medida por el exceso de capacidad industrial en China, en especial en el sector siderúrgico, aunque no exclusivamente en este. Teniendo en cuenta que el nivel de actividad en las investigaciones antidumping está condicionado por las denuncias, el número de asuntos refleja la cantidad de denuncias recibidas desde la industria que incluían suficientes pruebas del sector industrial de la UE para sustentar las alegaciones de dumping o subvenciones perjudiciales. Hubo un pequeño descenso del número de medidas provisionales y definitivas impuestas, así como del número de investigaciones de reconsideración abiertas. Simultáneamente, muchas de las investigaciones realizadas, en especial las llevadas a cabo en el sector siderúrgico, han sido muy complejas y requerido cuantiosos recursos. Al igual que en años anteriores, la UE no adoptó ninguna medida de salvaguardia.

Además, 2016 estuvo marcado por la preparación de una propuesta legislativa para modificar la legislación de la UE en materia de defensa comercial y su adopción por parte de la Comisión, a fin de garantizar que la UE cuente con instrumentos lo suficientemente sólidos para hacer frente a los retos a los que se enfrenta la industria. En este contexto, la Comisión realizó una evaluación de impacto y una consulta pública y se implicó de forma activa con las partes interesadas de todos los segmentos de interés económico tanto de la UE como de terceros países.

Simultáneamente, la Comisión se involucró activamente con el Consejo con relación a la propuesta de modernización de los instrumentos de defensa comercial. Estos esfuerzos culminaron cuando, a finales de 2016, el Consejo alcanzó una posición que permitió el avance del procedimiento legislativo ordinario.

NUESTRA SELECCIÓN DEL DIARIO OFICIAL DE LA UNIÓN EUROPEA

UE

JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNIÓN EUROPEA

Policia

DISCRIMINACIÓN. Una normativa que establece una estatura física mínima independientemente del sexo del candidato como criterio para el ingreso en la Escuela de Policía puede constituir una discriminación ilegal de las mujeres (TJUE, Maria-Eleni Kalliri/Ypourgós Esoterikón e Ypourgós Ethnikís Paideías kai, 18 de octubre de 2017, C-409/16).

Ucrania

RELACIONES EXTERIORES. El Tribunal de Justicia confirma la inmovilización de fondos del Sr. Viktor Yanukovych, antiguo Presidente de Ucrania, y de su hijo Oleksandr respecto del período comprendido entre el 6 de marzo de 2015 y el 6 de marzo de 2016 (TJUE, Yanukovych/Consejo, 19 de octubre de 2017, C-598/16 P, C-599/16P).

Vehículos ligeros

TRANSPORTES. El impuesto de circulación de vehículos de motor húngaro no es compatible con el Acuerdo de Asociación CEE-Turquía. Este impuesto constituye una exacción de efecto equivalente a un derecho de aduana, cuya aplicación está prohibida por ese Acuerdo (TJUE, Istanbul Lojistik, 19 de octubre de 2017, C-65/16).

Conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres

La Decisión de Ejecución (UE) 2015/72 de la Comisión, de 3 de diciembre de 2014, por la que se adopta la octava lista actualizada de lugares de importancia comunitaria de la región biogeográfica atlántica, es inválida, en la medida en que, mediante ella, se incluyó el lugar Haringvliet (NL1000015) en esa lista sin que el Leenheerenpolder forme parte del mismo (TJUE, Vereniging Hoekschewaards Landschap contra Staatssecretaris van Economische Zaken, 19 de octubre de 2017, C‑281/16).

Cooperación judicial en materia civil

El artículo 7, punto 2, del Reglamento (UE) n.º 1215/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2012, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil, debe interpretarse en el sentido de que una persona jurídica, que afirma que la publicación de información inexacta sobre ella en Internet y la no supresión de comentarios que la afectan han vulnerado sus derechos de la personalidad, puede presentar una demanda al objeto de obtener la rectificación de dicha información, la supresión de esos comentarios y la reparación de la totalidad del perjuicio sufrido ante los tribunales del Estado miembro en que se halla su centro de intereses.

Cuando la persona jurídica ejerce la mayor parte de sus actividades en un Estado miembro distinto del de su domicilio, esta persona jurídica puede, basándose en el lugar en que se ha materializado el daño, demandar en ese otro Estado miembro al presunto autor de la lesión.

El artículo 7, punto 2, del Reglamento n.º 1215/2012 debe interpretarse en el sentido de que una persona que alega que la publicación de información inexacta en Internet y la no supresión de comentarios que la afectan han vulnerado sus derechos de la personalidad no puede presentar una demanda al objeto de obtener la rectificación de esa información y la supresión de esos comentarios ante los tribunales de cada Estado miembro en cuyo territorio la información publicada en Internet sea o haya sido accesible (TJUE, Bolagsupplysningen OÜ y Ingrid Ilsjan contra Svensk Handel AB, 17 de octubre de 2017, C‑194/16).

Impuestos

Los artículos 10 y 11 de la Directiva 69/335/CEE del Consejo, de 17 de julio de 1969, relativa a los impuestos indirectos que gravan la concentración de capitales, deben interpretarse en el sentido de que se oponen a que tributen transmisiones de acciones como la controvertida en el asunto principal, mediante la que se transmitió la titularidad jurídica de todas las acciones de una sociedad a un servicio de compensación con el único fin de que las acciones fueran admitidas en bolsa y sin que se modificara la propiedad efectiva de las mismas.

El artículo 5, apartado 1, letra c), de la Directiva 2008/7/CE del Consejo, de 12 de febrero de 2008, relativa a los impuestos indirectos que gravan la concentración de capitales, debe interpretarse en el sentido de que se opone a que tributen transmisiones de acciones como la controvertida en el asunto principal, mediante la que se transmitió la titularidad jurídica de acciones nuevas emitidas en una ampliación de capital a un servicio de compensación con el fin único de ponerlas a la venta.

La contestación a las cuestiones primera y segunda no sería distinta en caso de que el Derecho del Estado miembro, como es el supuesto del asunto principal, permitiera al operador de un servicio de compensación, tras recibir la autorización de la Administración Tributaria, optar por que el impuesto de timbre no sea exigible por la transmisión de acciones al servicio de compensación y en su lugar se exija otro tributo adicional a dicho impuesto por cada venta de acciones ulterior (TJUE, Air Berlin plc contra Commissioners for Her Majesty’s Revenue & Customs, 19 de octubre de 2017, C‑573/16).

IVA

La Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido, debe interpretarse en el sentido de se opone a una normativa nacional como la controvertida en el litigio principal, en virtud de la cual se deniega el derecho a la deducción del impuesto sobre el valor añadido a un sujeto pasivo por razón de que el operador que le prestó un servicio, emitiendo por ello una factura en la que figuran desglosados el gasto y el IVA, fue declarado inactivo por la Administración tributaria de un Estado miembro, siendo dicha declaración de inactividad pública y accesible a través de Internet para cualquier sujeto pasivo en ese Estado, cuando dicha denegación del derecho a deducción es sistemática y definitiva y no admite la prueba de la inexistencia de fraude o de pérdida de ingresos tributarios (TJUE, SC Paper Consult SRL contra Direcţia Regională a Finanţelor Publice Cluj-Napoca y Administraţia Judeţeană a Finanţelor Publice Bistriţa Năsăud, 19 de octubre de 2017, C‑101/16).

Propiedad intelectual e industrial

El artículo 99, apartado 1, del Reglamento (CE) n.º 207/2009 del Consejo, de 26 de febrero de 2009, sobre la marca de la Unión Europea, debe interpretarse en el sentido de que la acción por violación de marca ejercitada ante un tribunal de marcas de la Unión, de conformidad con el artículo 96, letra a), de dicho Reglamento, no puede desestimarse por una causa de nulidad absoluta, como la prevista en el artículo 52, apartado 1, letra b), del citado Reglamento, sin que ese tribunal haya estimado la demanda de reconvención por nulidad presentada por el demandado frente a esa acción por violación de marca, sobre la base del artículo 100, apartado 1, del mismo Reglamento, y fundamentada en esa misma causa de nulidad.

Las disposiciones del Reglamento n.º 207/2009 deben interpretarse en el sentido de que no se oponen a que el tribunal de marcas de la Unión pueda desestimar la acción por violación de marca, mencionada en el artículo 96, letra a), de dicho Reglamento, por una causa de nulidad absoluta, como la prevista en el artículo 52, apartado 1, letra b), del citado Reglamento, aun cuando la resolución sobre la demanda de reconvención por nulidad, presentada de conformidad con el artículo 100, apartado 1, del mismo Reglamento y fundamentada en esa misma causa de nulidad, no haya adquirido firmeza (TJUE, Hansruedi Raimund contra Michaela Aigner, 19 de octubre de 2017, C‑425/16).

El artículo 109, apartado 1, letra a), del Reglamento (CE) n.º 207/2009 del Consejo, de 26 de febrero de 2009, sobre la marca de la Unión Europea, debe interpretarse en el sentido de que el requisito, que en él se establece, de la existencia de «los mismos hechos» únicamente se cumple, cuando las acciones por violación, basadas respectivamente en una marca nacional y en una marca de la Unión, se promueven entre las mismas partes ante órganos jurisdiccionales de Estados miembros diferentes, en la medida en que dichas acciones se refieran a una supuesta violación de una marca nacional y de una marca de la Unión idénticas en el territorio de los mismos Estados miembros.

El artículo 109, apartado 1, letra a), del Reglamento n.º 207/2009 debe interpretarse en el sentido de que, cuando dos acciones por violación de marca, basadas, la primera, en una marca nacional, en relación con una supuesta violación en el territorio de un Estado miembro, y, la segunda, en una marca de la Unión, en relación con una supuesta violación en todo el territorio de la Unión Europea, se promueven entre las mismas partes ante órganos jurisdiccionales de Estados miembros diferentes, el tribunal al que se haya acudido en segundo lugar debe inhibirse de conocer de la parte del litigio relativa al territorio del Estado miembro al que se refiera la acción por violación ejercitada ante el órgano jurisdiccional al que se haya acudido en primer lugar.

El artículo 109, apartado 1, letra a), del Reglamento n.º 207/2009 debe interpretarse en el sentido de que el requisito, que en él se establece, de la existencia de «los mismos hechos» ya no se cumple cuando ―tras un desistimiento parcial por un demandante, siempre que se haya formulado válidamente, de una acción por violación basada en una marca de la Unión y dirigida inicialmente a prohibir el uso de dicha marca en el territorio de la Unión Europea, refiriéndose tal desistimiento al territorio del Estado miembro objeto de la acción ejercitada ante el órgano jurisdiccional al que se acudió en primer lugar, acción basada en una marca nacional y dirigida a prohibir el uso de dicha marca en el territorio nacional― las acciones de que se trata ya no se refieren a una supuesta violación de una marca nacional y de una marca de la Unión idénticas en el territorio de los mismos Estados miembros.

El artículo 109, apartado 1, letra a), del Reglamento n.º 207/2009 debe interpretarse en el sentido de que, en caso de identidad de las marcas, el órgano jurisdiccional al que se acudió en segundo lugar únicamente debe inhibirse a favor del tribunal al que se acudió en primer lugar en la medida en que las citadas marcas sean válidas para productos o servicios idénticos (TJUE, Merck KGaA contra Merck & Co. Inc. y otros, 19 de octubre de 2017, C‑231/16).

Protección de la seguridad y de la salud de los trabajadores

El artículo 19, apartado 1, de la Directiva 2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación, debe interpretarse en el sentido de que se aplica a una situación como la controvertida en el litigio principal, en la que una trabajadora en período de lactancia impugna ante un órgano jurisdiccional nacional u otro órgano competente del Estado miembro de que se trate la evaluación de los riesgos que presenta su puesto de trabajo por no haberse llevado a cabo con arreglo a lo dispuesto en el artículo 4, apartado 1, de la Directiva 92/85/CEE del Consejo, de 19 de octubre de 1992, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud en el trabajo de la trabajadora embarazada, que haya dado a luz o en período de lactancia.

El artículo 19, apartado 1, de la Directiva 2006/54 debe interpretarse en el sentido de que, en una situación como la controvertida en el litigio principal, incumbe a la trabajadora afectada acreditar hechos que puedan sugerir que la evaluación de los riesgos que presenta su puesto de trabajo no se llevó a cabo de acuerdo con las exigencias del artículo 4, apartado 1, de la Directiva 92/85 y que permitan así presumir la existencia de una discriminación directa por razón de sexo, en el sentido de la Directiva 2006/54, lo que incumbe verificar al tribunal remitente. En consecuencia, corresponderá a la parte demandada demostrar que dicha evaluación de los riesgos se realizó con arreglo a las exigencias de esta disposición y que, por tanto, no se vulneró el principio de no discriminación (TJUE, Elda Otero Ramos contra Servicio Galego de Saúde y Instituto Nacional de la Seguridad Social, 19 de octubre de 2017, C‑531/15).

Protección de los animales durante el transporte

El artículo 7 del Reglamento (UE) n.º 817/2010 de la Comisión, de 16 de septiembre de 2010, por el que se establecen disposiciones específicas de conformidad con el Reglamento (CE) nº 1234/2007 del Consejo por lo que respecta a los requisitos para la concesión de restituciones por exportación en relación con el bienestar de los animales vivos de la especie bovina durante su transporte, junto con el artículo 3, apartados 1 y 2, y con el artículo 2, apartado 2, del Reglamento n.º 817/2010, así como con los puntos 3, 7 y 8 del anexo II del Reglamento (CE) n.º 1/2005 del Consejo, de 22 de diciembre de 2004, relativo a la protección de los animales durante el transporte y las operaciones conexas y por el que se modifican las Directivas 64/432/CEE y 93/119/CE y el Reglamento (CE) n.º 1255/97, debe interpretarse en el sentido de que puede exigirse la devolución de las restituciones a la exportación en virtud del Reglamento n.º 817/2010 cuando el transportista de animales de la especie bovina no ha ido actualizando una copia del cuaderno de a bordo u hoja de ruta previsto en el anexo II del Reglamento n.º 1/2005 hasta el primer lugar de descarga en el tercer país de destino final (TJUE, Vion Livestock BV contra Staatssecretaris van Economische Zaken, 19 de octubre de 2017, C‑383/16).

Protección de los consumidores

La Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior, que modifica la Directiva 84/450/CEE del Consejo, las Directivas 97/7/CE, 98/27/CE y 2002/65/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y el Reglamento (CE) n.º 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo («Directiva sobre las prácticas comerciales desleales»), debe interpretarse en el sentido de que se opone a una disposición nacional, como la controvertida en el litigio principal, que contiene una prohibición general de ofertar o realizar ventas de bienes con pérdida y que establece excepciones a dicha prohibición basadas en criterios que no figuran en la propia Directiva (TJUE, Europamur Alimentación SA contra Dirección General de Comercio y Protección del Consumidor de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, 19 de octubre de 2017, C‑295/16).

Transmisiones de empresas o de centros de actividad

El artículo 1, apartado 1, letra a), de la Directiva 2001/23/CE del Consejo, de 12 de marzo de 2001, sobre la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros relativas al mantenimiento de los derechos de los trabajadores en caso de traspasos de empresas, de centros de actividad o de partes de empresas o de centros de actividad, debe interpretarse en el sentido de que está comprendida en el concepto de «[transmisión] de empresa [o] de centro de actividad» en el sentido de la citada disposición, una situación en la que el comitente ha resuelto el contrato de prestación de servicios de vigilancia y seguridad de sus instalaciones celebrado con una empresa, y posteriormente, para la ejecución de tal prestación, ha celebrado un nuevo contrato con otra empresa, que se niega a hacerse cargo de los trabajadores de la primera, a pesar de que la segunda empresa ha recibido el equipo indispensable para el realizar dicha prestación.

El artículo 1, apartado 1, letra a), de la Directiva 2001/23/CE debe interpretarse en el sentido de que es contrario a una disposición nacional, como la controvertida en el litigio principal, que establece que no se incluye en el concepto de «[transmisión] de empresa [o] de centro de actividad», en el sentido de dicho artículo 1, apartado 1, la pérdida de un cliente por parte de un operador por la adjudicación del servicio a otro operador (TJUE, Securitas – Serviços e Tecnologia de Segurança SA contra ICTS Portugal – Consultadoria de Aviação Comercial SA y otros, 19 de octubre de 2017, C‑200/16).

Unión aduanera

La nomenclatura combinada que figura en el anexo I del Reglamento (CEE) n.º 2658/87 del Consejo, de 23 de julio de 1987, relativo a la nomenclatura arancelaria y estadística y al arancel aduanero común, en su versión modificada por el Reglamento de Ejecución (UE) n.º 927/2012 de la Comisión, de 9 de octubre de 2012, debe interpretarse en el sentido de que una braga caracterizada por una elasticidad reducida en sentido horizontal que, sin embargo, no contiene elementos inelásticos incorporados en dicho sentido puede clasificarse en la subpartida 6212 20 00 de la nomenclatura combinada, si un examen demuestra que presenta una elasticidad considerablemente reducida en sentido horizontal a fin de sostener el cuerpo humano para crear un efecto reductor de la silueta (TJUE, Lutz GmbH contra Hauptzollamt Hannover, 19 de octubre de 2017, C‑556/16).

En circunstancias como las del litigio principal, el artículo 201, apartado 3, párrafo segundo, del Reglamento (CEE) n.º 2913/92 del Consejo, de 12 de octubre de 1992, por el que se aprueba el código aduanero comunitario, en su versión modificada por el Reglamento (CE) n.º 2700/2000 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2000, debe interpretarse en el sentido de que los documentos cuya presentación se exige en el artículo 3, apartado 2, del Reglamento (CE) n.º 1484/95 de la Comisión, de 28 de junio de 1995, por el que se establecen disposiciones de aplicación del régimen de aplicación de derechos adicionales de importación y se fijan los precios representativos en los sectores de la carne de aves de corral, de los huevos y de la ovoalbúmina y se deroga el Reglamento n.º 163/67/CEE, en su versión modificada por el Reglamento (CE) n.º 684/1999 de la Comisión, de 29 de marzo de 1999, constituyen elementos necesarios para la elaboración de la declaración aduanera en el sentido de dicha disposición.

El artículo 201, apartado 3, párrafo segundo, del Reglamento n.º 2913/92, en su versión modificada por el Reglamento n.º 2700/2000, debe interpretarse en el sentido de que está incluida en el concepto de «deudor» de la deuda aduanera, a efectos de dicha disposición, la persona física que ha estado estrecha y conscientemente involucrada en la concepción y el montaje artificial de una estructura de transacciones comerciales, como la controvertida en el litigio principal, que ha provocado la disminución del importe de los derechos de importación legalmente adeudados, pese a no haber comunicado ella misma los elementos falsos que sirvieron de base para la elaboración de la declaración aduanera, cuando de las circunstancias resulte que dicha persona tenía o debía tener razonablemente conocimiento de que las operaciones en cuestión de esa estructura no se habían realizado en el marco de transacciones comerciales normales, sino únicamente con el fin de disfrutar abusivamente de las ventajas previstas por el Derecho de la Unión. El hecho de que dicha persona sólo haya procedido a la concepción y el montaje artificial de esta estructura después de que expertos en Derecho aduanero le hubieran garantizado la legalidad de ésta carece de incidencia a este respecto.

El artículo 221, apartado 4, del Reglamento n.º 2913/92, en su versión modificada por el Reglamento n.º 2700/2000, debe interpretarse en el sentido de que, en circunstancias como las del litigio principal, el hecho de que la deuda aduanera de importación se haya originado, de conformidad con el artículo 201, apartado 1, de éste, por el despacho a libre práctica de una mercancía sujeta a derechos de importación no puede, por sí solo, excluir la posibilidad de efectuar la comunicación al deudor del importe de los derechos de importación devengados por tales mercancías tras la expiración del plazo previsto en el artículo 221, apartado 3, de este Reglamento, en su versión modificada (TJUE, A contra Staatssecretaris van Financiën, 19 de octubre de 2017, C‑522/16).

LECTURA

Resumen del libro: The single market and trade policy are Europe’s major economic achievements and its best assets in times of increasing globalisation. European integration, as well as any other regional integration, is impossible without these two policies, which are a good example of how to implement a positive form of globalisation. They represent an engine for growth and building a more competitive EU economy. The single market and trade policy, by allowing people, goods, services and capital to move more freely through both Member States and the world, open up new opportunities for citizens, workers, businesses and consumers, creating the jobs and growth Europe so urgently needs. This collection of essays addresses the various facets of these two pillars of European integration. A more efficient single market creates the conditions for a more open trade policy, and vice-versa. Growth has been lacking in Europe in recent years, and enhancing these two assets is the most fruitful way to find it again.